miércoles, 19 de junio de 2013

El futuro está en sus botas


foto: cuatro.com



Estén todos tranquilos. Hay futuro. Y uno que tiene pinta de ser muy parecido a la realidad que estamos viviendo. Evidentemente no vamos a ganar todas las Eurocopas y Mundiales de los próximos 10 años pero me arriesgaría a decir que, salvo catástrofes en forma de tandas de penaltis o partidos que se pierden de manera inexplicable, vamos a tener a España muy arriba mucho tiempo. 



Cualquiera que haya visto la final del Campeonato de Europa Sub-21 que se ha celebrado en Israel creo que estará de acuerdo. Estos chicos no es que jueguen bien en las fases previas, o en los cruces, es que lo hacen también en las finales. Como si quisieran decirle a sus mayores “que nosotros también podemos hacerle cuatro a Italia en una final”. Ayer por la tarde destrozaron a la selección azzurra en una exhibición digna de ser vista y estudiada. No solo ganan, también enamoran.

De Gea, Montoya, Bartra, Íñigo Martínez, Alberto Moreno, Illarramendi, Thiago, Koke, Tello, Isco y Morata. Ese es el once que avasalló a Italia en Jerusalén. Y ojo que el rival es un equipazo con algunos nombres que también darán que hablar la próxima década. Pero es que los nuestros son mejores. Es tan fácil como eso. Con un estilo similar al de la absoluta. El balón es mío y no me lo quitas. No pasa siempre, pero a veces en el fútbol (y en la mayoría de los deportes) todo se resume de manera muy simple: el mejor gana. 

Futuro
El único problema que tienen algunos de estos jugadores es la juventud de una gran parte del grupo de la absoluta. Es el caso de Isco o de Thiago. Piensen una sola selección (de mayores) en la que no serían titulares indiscutibles. Incluso en la que no fueran los jugadores franquicia. Pues esa es España. Pero es que claro, en España, en esa zona, hay overbooking: Mata, Silva, Cazorla, Cesc, Iniesta, Xavi…

foto: la información.com


Y como ellos, el resto. Quizá al que veamos más pronto (¿tras Brasil 2014?) sea a David de Gea. Casillas, Valdés y Reina están ya en la treintena y De Gea tendrá dos años más de madurez en un grande como es el Manchester United. Pero casi hay que parar de contar con el madrileño, porque en la selección Campeona del Mundo hay calidad y juventud. Una aplastante juventud.

Así que, de momento, quizá no veamos a estos hombres triunfar en la absoluta pero tenemos garantizado el relevo. Sabemos que el día que tengamos que echar mano de esta generación estarán preparados para asumir el protagonismo y la responsabilidad. Pero para eso aún queda, así que, simplemente disfrutemos de ellos. Y agradezcámosles los ratos de diversión que nos otorgan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario